Familias – Tutores legales

Familias y tutores legales son las personas adultas, familiares o no, representantes de cada alumno y responsables de su alimentación, escolarización y conducta.

Visto 173 veces

La familia es el primer agente de socialización del niño, y la escuela, el segundo. Las familias y los tutores legales ofrecen el contexto afectivo y cultural básico para los alumnos. Por ello deben de mantener una relación estrecha y colaborativa con su actividad docente.

La legislación dice que las familias y los tutores tienen derecho a que sus hijos reciban una educación de calidad, a que elijan centro docente y una educación moral y religiosa acorde con sus creencias. También tienen derecho a participar en el proceso educativo de los hijos, a ser oídos en las decisiones que afecten a la orientación académica, a recibir información sobre la organización, funcionamiento, gobierno y evaluación educativa.

Las familias también tienen el deber de enviar sus hijos a la educación primaria obligatoria en las debidas condiciones para el aprendizaje, motivarles para el estudio, adoptar las medidas para que sus hijos superen las dificultades que puedan encontrar y participar en las actividades propuestas por el centro, colaborar con el profesorado, y respetar las normas y a los miembros de la comunidad.

La mayor parte de estos derechos y deberes se llevan a la práctica de acuerdo con lo establecido en las tutorías y se resumen en la información y participación sobre el progreso del aprendizaje, en conocer las decisiones relativas a la evaluación y promoción, y en colaborar en las medidas de apoyo o refuerzo que adopten los centros para facilitar su proceso educativo.

Vídeos relacionados:

Comentarios cerrados.